sábado, 3 de octubre de 2015

El Kéfir.... cuidarlo para que te cuide

 
 
 
 
Hace unas semanas una compañera de trabajo me hizo un regalito....me trajo kéfir en un pequeño tarro de cristal. Hacía días que estaba interesada en conseguirlo, pero ella tenía más compromisos, así que tuve que esperar "mi turno" para recibir esta preciada bacteria.
 
Ya había oído hablar de sus bondades, de hecho hace tres años lo tomé un tiempo, pero en esa época  el kéfir se me murió, no lo cuidé bien....y es que requiere un mínimo de cuidados para que siga vivito... De broma, en casa, lo llamo mi "tamagochi"!!!. A los que tengan sus reservas con eso de que "está vivo"....les animo a que precisamente por eso, porque está vivo, tenemos que valorarlo.... volver a los alimentos naturales y sencillos hoy en día es un todo un lujo
 
Además está  buenísimo... podeis probar a añadirle muchas cosas: yo le añado, mijo, semillas de chia, frutos secos, arandanos, pasas....
 
Os dejo una información muy completa, para que os decidáis a probarlo.
 
Un abrazo.
 
----
 
 
El kéfir o búlgaros es una combinación de bacterias probióticas y levaduras en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares. Sus nódulos tienen un aspecto similar al de la coliflor pero es más blando y gelatinoso y están envueltos en una matriz polisacárida, denominada kefiran. Los principales microorganismos en el kéfir son la bacteria Lactobacillus acidophilus y la levadura (hongo unicelular).
Existen tres tipos de kéfir: de leche, de agua y de té o Kombucha (es una bebida fermentada de ligero sabor ácido), algunos opinan que el de agua es mejor que el de leche, pero el más extendido y conocido es el kéfir de leche. Los tres tipos son el mismo Kéfir, con la misma microflora, pero adaptados a medios distintos, por tantos los beneficios que nos aportan son los mismos.
Patricularmente el kéfir de leche fermenta la leche mediante una reacción lacto-alcohólica, y por tanto anaeróbica; la lactosa de la leche se transforma en ácido láctico y se produce anhídrido carbónico y alcohol.

¿Cómo se produce en casa?


Se introducen en un recipiente de vidrio la leche y los nódulos de kéfir (3 cucharadas de kéfir por litro de leche), se cierra con tapa hermética o un paño de tela con un cordel, y se deja a temperatura ambiente durante 12-36 horas, dependiendo de la consistencia que queramos que tenga el kéfir, 12 horas será una leche kefirada, 24 horas tendrá una consistencia de yogurt, 36 horas obtendremos una mayor cantidad de suero y una bebida más ácida. Luego se cuela el líquido resultante con un filtro no metálico. A continuación se enjuaga el frasco en agua no clorada, y se vuelve a repetir el proceso con más leche fresca. Cada 3 o 4 días se deben lavar los nódulos con agua sin cloro, aunque hay personas que no lo lavan nunca o muy pocas veces. Para un kéfir más líquido se añade más cantidad de leche, y para uno espeso más cantidad de nódulos. En la velocidad de la fermentación influye la temperatura ambiente, la temperatura de la leche y la cantidad de nódulos. La leche no debe sobrepasar los 35º y la temperatura ambiental debe ser en torno a los 20º. Se recomienda utilizar leche fresca entera o pasteurizada en lugar de la UHT.
El líquido obtenido, denominado leche kefirada, es una bebida alcohólica de baja graduación (menos del 1%), carbonatada, de consistencia similar al yogur, aunque con una textura más suave y sabor ligeramente más ácido. Para endulzar su gusto se le suele añadir azúcar, canela o miel, aunque es mejor no usar miel ya que debido a sus propiedades antimicrobianas y antisépticas podría afectar negativamente al kéfir reduciendo la población microbiana. Después de la fermentación la leche kefirada se puede guardar en la nevera a 4ºC, manteniéndose con buena calidad hasta 14 días.


Consejos útiles
• En principio el kéfir debe estar siempre sumergido en leche entera (y no en desnatada o semidesnatada). No obstante, se conocen casos de kéfir que se desarrolla normalmente en leche semi- o desnatada, en cuyo caso habría que alternar el cultivo con leche entera, para evitar que terminara deteriorándose.
• Se puede preparar la cantidad de kéfir deseada, siempre que en el recipiente quede 1/3 de aire. El motivo es que durante la fermentación se da lugar a una presión de gas que aumenta a medida que sube la temperatura. Puede llenarse más el recipiente si no se cierra herméticamente, de forma que se permita la salida del gas.
• Los utensilios usados (recipiente y colador) no deben ser de aluminio, porque este material no es estable en un medio ácido, como el kéfir, y podría transferirle partículas nocivas.
• Puedes usar el kéfir para cocinar, hay numerosas recetas que usan la leche kefirada para hacer quesos de untar, queso sólido o ensaladas, también puedes usarlo como sustituto al yogurt en cualquier receta.

" style="color:#000000">
Obtención y conservación
Tradicionalmente el kéfir ha pasado de unas manos a otras de forma gratuita. Como éste crece a una velocidad considerable, nos veremos obligados a regalar una parte cada cierto tiempo. También puede encontrarse en herboristerías, y existen empresas que lo venden a través de Internet. Lo mejor es que encuentres a alguien que te pase un poco de kéfir, existen muchas redes de distribución gratuita de kéfir, por ejemplo .
Dado que el kéfir siempre tiene que estar en leche, cuando no se desea tomar leche kefirada durante algún tiempo existen varios métodos para conservar los nódulos:
• Nevera: dentro del frigorífico lo ideal es conservarlo en leche fresca a 4°C. Así se mantiene hasta 14 días. Para mayor conservación hay que cambiar la leche cada pocas semanas para alimentar el cultivo También se puede conservar en un recipiente con agua no clorada y con azúcar en el refrigerador durante 7-10 días, habiendo enjuagado los gránulos en agua previamente. Los nódulos así conservados necesitan ser reactivados en el próximo ciclo de fermentación, pues actúan más lentamente. Para ello conviene dejarlos en leche fresca 2 o 3 días.
• Congelado: se limpian bien los nódulos y se escurren, se introducen en una bolsa de plástico o tupperware y se congela. Así aguanta mucho tiempo. Para descongelarlo, se saca del congelador y se deja en la nevera hasta que se descongela, luego se ponen los nódulos en leche durante tres días, desechando este primer kéfir. En la limpieza no es aconsejable utilizar agua de grifo porque el cloro que contiene puede matar a los microorganismos del kéfir.
• Deshidratado: se pone el kéfir sobre papel de cocina en un sitio aireado, y se remueve cada cierto tiempo hasta que no está pegajoso y tengan un aspecto cristalizado. El tiempo en deshidratarse depende de la ventilación, la temperatura y la humedad ambiental y es de 3-5 días para los granos más grandes. Una vez deshidratados se pueden conservar en lugar fresco, refrigerador, congelador o en seco. Duran unos 2-3 meses. Tras este procedimiento puede incluso meterse en un sobre y mandarse por correo. Para hidratarlo se introduce el kéfir en leche durante 2 semanas, renovando la leche cada 2 días, no consumas el kéfir resultante. Después de este proceso puede prepararse kéfir de leche normalmente.

Valor nutricional del kéfir
El valor nutricional del kéfir depende de la calidad de la leche de partida. En general aporta minerales, especialmente el calcio, magnesio y fósforo; rico en vitaminas del grupo B (B1, B5, B9 y B12, biotina) y vitamina K; aminoácidos esenciales, como el triptófano y proteínas de fácil digestión. Los niveles de lactosa disminuyen y se incrementa la concentración de enzima β-galactosidasa como consecuencia de la fermentación.
Propiedades funcionales
El kéfir regenera parcialmente la flora intestinal, facilita la digestión y elimina problemas de estreñimiento. La alternativa de fabricarlo con leche de soja tiene el inconveniente del inhibidor de la tripsina que esta contiene, lo que puede degenerar en retardos digestivos. También se usa para regenerar la mucosa del estómago, y sería útil como medida coadyuvante en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa), y tópicamente para tratar problemas cutáneos como los eccemas.
Existe cierta literatura publicada que asegura que la ingesta de kéfir reporta distintos beneficios para la salud:
• remedio natural para tratar cualquier tipo de alergia.
• fuerte antibiótico natural sin efectos secundarios adversos.
• tratamiento de patologías de la vesícula biliar; disolver piedras de vesícula, cálculos renales.
• limpiar el cuerpo de sales, metales pesados, productos de radionucleidos y bebidas alcohólicas.
• limpia el cuerpo de antibióticos químicos.
• limpieza del tracto gastrointestinal; mejora de la digestión; tratamiento de la gastritis, pancreatitis, úlceras; prevención y tratamiento del cáncer de colon.
• cura de enfermedades tales como candidiasis, hipertensión, psoriasis, eccema, acné, artritis, enfermedades pulmonares, hepatitis, parodontosis, etc.
• mejora del metabolismo.
• múltiples beneficios en el sistema cardiovascular (por ejemplo presión arterial, placas de ateroma).
• regulación de los niveles de glucosa y lípidos en sangre.
• propiedades antioxidantes y propiedades anti-envejecimiento.
• disminución de los efectos nocivos de los medicamentos; detoxificador del organismo.
• tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad
• regulación del sistema nervioso, mejora de la atención, concentración; tratamiento de la depresión y trastornos del sueño.

Únete a las personas que utilizan este maravilloso producto en su cocina diariamente, puedes mejorar tu salud y estado de ánimo fácilmente. Además podrás regalarlo a tus seres queridos y amigos cercanos. Ayúdanos a dar a conocer esta bebida sin igual.

lunes, 2 de marzo de 2015

El mijo, un cereal alcalinizante

 

 
Mi hermana sabe muchísimo de deporte y nutrición. Lleva más de 25 años dedicada a ello, cuando era más joven al de competición, y actualmente es profesora en un gimnasio y entrenadora personal. Es una entusiasta en lo suyo, gran lectora, siempre aprendiendo tanto de nutrición como de deporte.
 
El otro día apareció en mi casa con un paquete de mijo hinchado. Me comentó que ella lo tomaba hacía semanas con el desayuno, ya que es el único cereal alcalinizante y como lleva tiempo llevando una dieta alcalina...el mijo le va que ni pintado.
 
Aunque actualmente estoy tomando avena en el desayuno y la verdad es que me va muy bien porque me sacia bastante y no tengo los "picos de hambre" que tenía antes, voy a probar esto del mijo...a ver qué tal va. Antes de eso voy a indagar un poco para saber qué beneficios aporta, que ¡seguro son muuuuchos.
 
Un abrazo
 
---

Fuentes : http://mejorconsalud.com/los-beneficios-del-mijo-el-unico-cereal-alcalinizante  http://saludbio.com/articulo/el-mijo

 
Recuperamos los beneficios de este antiguo cereal, considerado como un poderoso alimento sagrado y terapéutico por la Medicina Tradicional China. El mijo común es el fruto de la planta gramínea del grupo de los cereales conocida por el nombre de Panicum miliaceum, que posee granos brillantes subovoides, ligeramente aplastado de una lado y que según las variedades posee un color blanco, amarillo, rojizo o negro, cuya mayor dimensión es del orden de 2 a 3 mm.
 
Su cultivo se remonta a los tiempos prehistóricos, en que servía de alimento a nuestros ancestros. Africa ha sido la principal zona de cultivo de este cereal. Sus granos enteros, tal como se recolectan, están revestidos de una cascarilla de carácter pajizo (celulosa y lignina), y que contiene en su interior un granito que representa el 61 % del total, siendo su cascarilla un 39%. El mijo es el único cereal alcalinizante, además de ser un gran remineralizante.

Composición del mijo:

 Tiene un 11 % de proteínas, algo más que el trigo, el arroz y el maíz.
Un 60 % de hidratos de carbono.
Un 14 % de grasas.
En el grano del mijo se detectan vitamina B1, B2 y B9 y ha demostrado ser muy rico en magnesio, hierro y fósforo. El mijo aventaja al trigo en cuanto a su contenido en minerales y en magnesio.
Al no tener prácticamente gluten no se puede elaborar pan con el mijo.

Algunas de sus propiedades:

  • No contiene gluten, por lo que es fácil de digerir y apto para celíacos e intolerantes a esta proteína
  • Es rico en fibra, por lo que ayuda a regular casos de estreñimiento, colesterol, glucosa, y triglicéridos.
  • Es una buena fuente de magnesio, un mineral que mejora el tono muscular y el sistema nervioso.
  • Contiene vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 (refuerza la actividad mental, la coordinación, la depresión y mejora estados de cansancio), la vitamina B9 o ácido fólico (previene la anemia y mejora el estado de la piel; es fundamental durante el embarazo), la vitamina B6 (mejora el sistema nervioso, inmunitario y hormonal) y la vitamina B2 (favorece la actividad oxigenadora intercelular y la regeneración de tejidos y mejora la salud visual).
  • Es una fuente natural de fósforo, un mineral imprescindible en la formación y desarrollo de huesos y dientes y durante la lactancia, y favorece un buen rendimiento intelectual y de la memoria.
  • También contiene ácidos grasos, hierro (un mineral que permite la renovación de las células sanguíneas y previene casos de fatiga y anemia) zinc, yodo y vitamina E.
  • Es importante destacar que el mijo alcaliniza el organismo, al contrario que otros cereales acidificantes, por lo que equilibra nuestro pH y nos ayuda a compensar los efectos acidificantes de una mala dieta.
  •  
Estos excelentes valores nutricionales lo convierten en un alimento muy beneficioso, y que puede ser muy terapéutico para personas que sufran problemas digestivos. Según la medicina natural, el sistema digestivo condiciona nuestra salud general, así que este cereal puede ser muy útil a personas que padezcan acidez, úlceras, estreñimiento, diarreas, gases, etc.

Además, por sus propiedades también se recomienda consumirlo en casos de anemia ferropénica, diabetes, embarazo y lactancia y etapas de estrés y agotamiento. 
 
Formas de uso del mijo:

El mijo puede comerse directamente, una vez cocido, como si de arroz se tratase (es decir de unos 20 minutos a fuego lento) escurriéndose el agua y sirviéndose tal cual, o bien mezclado o rehogado con verduras. Debido a su valor energético se utiliza en el muesli del desayuno.
 
También puede usarse en la preparación de sopas, como si de sémola se tratase, o bien hervido con leche (como si fuese arroz) o bien en la preparación de pudding y tartas de tipo dietético, o para uso de Macrobiótica.

¿Cómo se cocina?

 
Primero hay que lavarlo para limpiarlo bien. Después lo ponemos a hervir con la proporción de cinco partes de agua por una parte de mijo. Se cuece 35 minutos.
 
Su sabor suave y con un toque dulce permite combinarlo con sabores más fuertes o bien cocerlo con una bebida vegetal.
mijo2 SweetOnVeg
Gracias a que tiene una textura muy compacta una vez cocido, es un cereal muy práctico para hacer croquetas, hamburguesas o pasteles vegetales.
 
 
 
 
 
A las personas que quieran disfrutar de sus beneficios les recomendamos consumirlo al menos tres o cuatro veces por semana. Pueden empezar el día con una crema dulce de mijo para obtener energía o bien preparar una crema de verduras y mijo por la noche para obtener un sueño reparador.
 
 
 
 
 

martes, 3 de febrero de 2015

El limón en ayunas...¡buenísimo para la salud!

(Fuente: http://www.sabormediterraneo.com/salud/limon.htm)

 
 
Todos sabemos que algunos alimentos, como el ajo, la cebolla, el limón, la granada, el brócoli, etc. etc., tienen muchísimas propiedades; Estos alimentos entran dentro de la "categoría" de ALIMENTOS-MEDICINA porque ayudan a conservar la salud y...a alejarnos del médico.

Hace varias semanas que tomo limón en ayunas nada más despertar; exprimo medio limón, añado media cucharadita de bicarbonato de sodio (hablo de sus propiedades en otra entrada del blog) y cuando deja de hacer burbujas añado un vaso de agua grande. Es un remedio desintoxicante muy conocido, que la verdad me sienta muy bien.

Hoy se me ha ocurrido empezar a incluir entradas de "alimentos-medicina" para así tener a mano información acerca de ellos y para qué sirven.

¡Empecemos con el limón!...

---

Los limones tienen muchos beneficios para la salud, que se han conocido durante siglos. Los dos mayores son su fuerte poder antibacterial, antiviral y los poderes de estimulación inmunológica, así como su uso como una ayuda para la pérdida de peso porque el jugo de limón es, asimismo, digestivo y depurativo del hígado. En el siglo XVIII, antes de que se descubriese el poder de la vitamina C, la flota inglesa en sus travesías viajaba con un cargamento de limones, para evitar que los marineros contrajesen la enfermedad del escorbuto, que se produce por carencia casi total de vitamina C.

Los limones contienen muchas sustancias, en especial el ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, que promueven la inmunidad y combaten la infección.
 
Beber agua tibia con limón en ayunas tiene innumerables beneficios:
 
Se debe utilizar agua purificada y ésta debe estar tibia, no hirviendo. Evitar el agua fría, ya que nuestro cuerpo tarda en procesarlo y se necesita más energía para procesar el agua helada que la tibia. Se utilizan siempre los limones frescos, orgánicos si es posible, y nunca el jugo de limón embotellado. Exprime 1/2 limón en cada vaso y bébelo a primera hora en ayunas.

Los beneficios de beber agua con limón en ayunas

1. Ayuda a la digestión

El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados y las toxinas del cuerpo. Debido a su composición atómica similar a la saliva y el ácido clorhídrico de los jugos digestivos, alienta al hígado para producir la bilis, un ácido que se requiere para la digestión. Los limones también son ricos en minerales y vitaminas y ayudan a aflojar las toxinas en el tracto digestivo. Las cualidades digestivas del jugo de limón ayudan a aliviar los síntomas de indigestión, como el ardor de estómago, los eructos y la distensión abdominal. La American Cancer Society recomienda agua de limón caliente para los enfermos de cáncer para ayudar a estimular los movimientos intestinales.

2. Es un gran desintoxicante

El jugo de limón ayuda a eliminar los materiales no deseados, en parte porque los limones aumentan la necesidad de orinar. Por lo tanto, al tomar jugo de limón las toxinas se liberan a un ritmo más rápido, lo que ayuda a mantener la salud del tracto urinario. El ácido cítrico de los limones ayuda a maximizar la función de la enzima que estimula el hígado y ayuda a la desintoxicación. Conviene a todos los enfermos del hígado y de la vesícula biliar ya que estimula las secreciones biliares y ayuda a metabolizar las grasas; a estos enfermos los médicos recomiendan desayunar una mezcla de aceite de oliva virgen y zumo de limón en la que mojar un poco de pan.
El limón neutraliza las toxinas, también ayuda a eliminarlas, reforzando la función antitóxica y protectora del hígado. 
Cuando se consumen alimentos en mal estado y como consecuencia de ello se sufren diarreas, pasar un día a base de zumo de limón rebajado con agua es reparador.

3. Estimula el sistema inmunológico. Previene catarros e inflamaciones de garganta.

Los limones son ricos en vitamina C, que es ideal para luchar contra los resfriados. Aparte de la vitamina C, el limón contiene vitaminas del grupo B y vitamina E y muchos minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso. Este cóctel de vitaminas y minerales refuerzan el sistema inmunológico, al potenciar la actividad de los glóbulos blancos. El potasio estimula el cerebro y la función nerviosa. El potasio también ayuda a controlar la presión arterial. El ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra en los limones posee efectos antiinflamatorios y se utiliza como apoyo complementario para el asma y otros síntomas respiratorios, además de que mejora la absorción de hierro en el cuerpo. El hierro juega un papel importante en la función inmune. Los limones también contienen saponinas, que muestran propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a mantener el frío y la gripe a raya. Los limones también ayudan a reducir la cantidad de flema producida por el cuerpo.
 
Por sus propiedades refrescantes, antisépticas y su contenido en vitamina C, el limón alivia ciertas afecciones de las vías respiratorias, así como algunas inflamaciones de la garganta, afonía y amigdalitis. Esta es la razón por la que se hacen gárgaras con el zumo de un limón diluido con un poco de agua tibia, a la que se le puede añadir una cucharadita de miel. Su poderosa acción antibacteriana y antiviral sienta bien a las gargantas doloridas, úlceras de boca y gingivitis.

4. Equilibra los niveles de pH

Los limones son uno de los alimentos más alcalinizantes para el cuerpo. Aunque al paladar resultan ácidos, dentro de nuestros cuerpos son alcalinos (el ácido cítrico no crea acidez en el cuerpo una vez metabolizado). Los limones contienen tanto ácido cítrico como ácido ascórbico, ácidos débiles fácilmente metabolizados en el cuerpo permitiendo que el contenido mineral de los limones ayude a alcalinizar la sangre. Los estados de enfermedad sólo se producen cuando el pH del cuerpo es ácido. Beber agua de limón con regularidad puede ayudar a eliminar la acidez total del cuerpo, incluyendo el ácido úrico en las articulaciones, que es una de las principales causas del dolor y la inflamación.

5. Limpia la piel

El componente de la vitamina C, así como otros antioxidantes, ayudan a disminuir las arrugas y las manchas y ayuda a combatir los radicales libres. La vitamina C es vital para una piel sana y radiante, ya que su naturaleza alcalina mata algunos tipos de bacterias conocidas por causar acné. En realidad, puede ser aplicado directamente a las cicatrices o manchas de la edad para ayudar a reducir su apariencia. Dado que el agua de limón depura las toxinas de la sangre, también puedes ayudar a mantener la piel clara de los defectos de adentro hacia afuera. La vitamina C contenida en el limón rejuvenece la piel desde el interior de tu cuerpo.

6. Te da energía y mejora tu estado de ánimo

La energía que un ser humano recibe de los alimentos proviene de los átomos y moléculas de los alimentos. Cuando los iones positivos de los alimentos entran en el tracto digestivo e interactúan con las enzimas cargadas de negativos se produce una reacción. El limón es uno de los pocos alimentos que contienen iones con carga más negativa, proporcionando a tu cuerpo más energía cuando entra en el tracto digestivo. El aroma de limón también tiene propiedades energizantes y mejora el estado de ánimo. El olor del jugo de limón puede mejorar tu estado de ánimo y ayudar a despejar tu mente. El limón también puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión.

7. Promueve la curación de las heridas

El ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra en los limones promueve la curación de heridas y es un nutriente esencial en el mantenimiento de la salud de los huesos, tejido conectivo y cartílago. Como se ha indicado previamente, la vitamina C también tiene propiedades antiinflamatorias. En conjunto, la vitamina C es un nutriente esencial en el mantenimiento de la buena salud y la recuperación del estrés y las lesiones.

8. Refresca el aliento

Además de un aliento más fresco, los limones ayudan a aliviar el dolor dental y la gingivitis. Ten en cuenta que el ácido cítrico puede erosionar el esmalte dental, por lo que lo mejor es cepillarse los dientes antes de beber el agua de limón o esperar una cantidad significativa de tiempo para cepillarte los dientes después de tomarlo. Además, puedes enjuagar la boca con agua purificada después de terminar su agua de limón.

9. Hidrata tu sistema linfático

El agua tibia de limón ayuda al sistema inmunológico mediante la hidratación y la reposición de los fluidos perdidos en el cuerpo. Cuando tu cuerpo se ve privado de agua puedes sentir los efectos secundarios, que incluyen: sentirse cansado, lento, disminución de la función inmune, estreñimiento, falta de energía, presión arterial baja / alta, falta de sueño, la falta de claridad mental, etc.

10. Ayuda en la pérdida de peso

Las propiedades del limón para adelgazar son muy conocidas y valoradas. Es un excelente desintoxicante y desinflamante, y contiende grandes cantidades de vitamina C, con propiedades antioxidantes. Los limones son ricos en fibra pectina, que ayuda a combatir los antojos. Los estudios han demostrado que las personas que mantienen una dieta más alcalina,

y....

 10 + 1. Protege el sistema cardiovascular

Ejerce una acción beneficiosa sobre el sistema cardiovascular, en casos de arteriosclerosis e hipertensión arterial, debido a que los ácidos cítricos ayudan a oxidar y eliminar las grasas que obstaculizan el trabajo del corazón y son un gran disolvente de las sustancias tóxicas del plasma sanguíneo. Para todos estos casos, se recomienda beber el jugo de un limón en ayunas mezclado en medio vaso de agua.
 

 10 + 2 . Es beneficioso para tratar el reuma

Beber zumo de limón de forma regular puede ayudar a las personas que padecen problemas reumáticos, ya que disuelve las toxinas y los cristales que causan la gota, otorgando cierto bienestar al enfermo.
 
---
 
Como véis, son muchas las propiedades de este alimento.... suficientes como para tenerlo muy a mano en nuestra despensa ¿no creéis?
 
Un abrazo.

lunes, 21 de abril de 2014

Leches vegetales: propiedades

LECHES VEGETALES: PROPIEDADES Y NUTRIENTES



 
Hoy en día, a pesar de que la leche de vaca es una de las más consumidas mundialmente, cada vez son más las personas que optan por el consumo de leches vegetales debido a sus propiedades y a las ventajas que éstas pueden aportar para la salud. El consumo de leche de vaca lleva asociados una serie de inconvenientes, tales como difícil digestión, mucosidades, intolerancia a la lactosa y problemas digestivos entre otros, que pueden ser fácilmente evitados substituyendo esta leche por las leches vegetales.

Las leches vegetales no lácteas elaboradas a base de agua e ingredientes vegetales. No contienen lactosa ni colesterol, la mayoría son de bajo contenido calórico, tienen un alto contenido en agua (hasta el 90%) y sus componentes son fáciles de asimilar y digerir. Además, contienen menos grasa que la leche de vaca, con un elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas, que benefician la salud cardiovascular. Su contenido en vitaminas del grupo B es notable, aunque no se encuentra vitamina B12 que se presenta casi exclusivamente en alimentos de origen animal. Tienen un considerable contenido en potasio, y la relación sodio/ potasio es muy buena.
Por todo ello, es una excelente alternativa no solo para las personas que eligen llevar una dieta sana y equilibrada y para quienes escogen seguir una dieta vegetariana, sino también para aquellos grupos de población que por circunstancias especiales no toleran alguno de los componentes presentes en las leches animales, como la lactosa o las proteínas de la leche de vaca, al igual que para personas con problemas de digestiones lentas, colon irritable, estreñimiento, diarreas…
Existen diferentes tipos de leches vegetales, dependiendo de su procedencia. Por una parte, podemos encontrar aquellas que provienen de los cereales, como el arroz, avena, espelta o cebada, las cuales se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. Por otra parte, existen leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanes, sésamo o nueces. Estas son muy nutritivas y completas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio. Por último, se encuentran leches vegetales procedentes de las legumbres, como es el caso de la leche de soja, con un alto contenido en proteínas de alta calidad.
La leche y los derivados lácteos son uno de los alimentos más introducidos en nuestra dieta diaria. Siempre se nos ha presentado como un alimento excelente, con grandes propiedades nutricionales, y cuyo consumo era imprescindible en una dieta saludable. Esto ha contribuido a una excesiva presencia de este grupo de alimentos entre nuestros hábitos alimenticios. A pesar de sus cualidades nutricionales, un consumo excesivo de leche animal puede ser más perjudicial que beneficioso para la salud.
Se recomienda el consumo de leche principalmente por ser una fuente de calcio, pero el exceso de este elemento puede llevar a la aparición de osteoporosis debido a la sobreestimulación en la actividad de las células, que provoca la muerte prematura de las mismas. Lo cierto es que se trata de un alimento deficiente en hierro, que puede incluso provocar la pérdida del mismo en el intestino de los bebés. De hecho, el ser humano es el único mamífero que continua tomando leche una vez destetado, y que se alimenta de una leche distinta a la de su propia especie y por tanto no “diseñada” específicamente para sus necesidades nutricionales.
Además, la leche animal es pobre en fibra y está sobrecargada de colesterol, grasas y proteínas. Esto último es precisamente lo que hace que la leche sea un alimento desaconsejable en estados carenciales de calcio o como prevención de la osteoporosis (huesos frágiles) ya que el exceso de proteínas provoca una mala absorción de calcio. Curiosamente, EEUU es el mayor consumidor mundial de leche, y también el país con más incidencia de osteoporosis entre su población. Sin embargo, las culturas orientales, donde apenas existe el consumo de lacteos pero si hay una dieta rica en proteinas vegetales, tienen los menores porcentajes de osteoporosis del mundo.
Hay que tener presente que la leche de vaca es uno de los principales desencadenantes de alergias e intolerancias alimenarias (24,5% de las alergias infantiles). En el caso de la intolerancia, muchas personas desconocen que la sufren; se trata de una insuficiencia en la producción intestinal de lactasa, una enzima encargada de digerir la lactosa presente en la leche. Esta pasa al intestino, donde fermenta, provocando dolor abdominal, flatulencia, hinchazón, vómitos, calambres e incluso diarrea acuosa. Los pacientes notan una disminución drástrica de estos problemas cuando sustituyen la leche por una bebida vegetal.
La leche animal es un alimento rico en colesterol y grasas saturadas, por ello el consumo de la misma estimula al hígado a elaborar más colesterol, elevando los niveles en la sangre y acumulando, al mismo tiempo, dicha grasa de forma subcutánea como “grasa corporal”, por lo que contribuye al aumento de peso. Otro riesgo asociado al consumo de leche es el depósito anormal de minerales como el calcio o el fósforo en los tejidos blandos, que puede derivar en calcificaciones.
Desde el punto de vista de la naturopatía, la leche es un “no alimento”, y es común que muchos tratamientos naturopáticos comiencen con la retirada de esta de la dieta del paciente. Tradicionalmente, la naturopatía relaciona el consumo de leche animal con problemas respiratorios asociados a una producción excesiva de moco (catarros, constipados, asma, sinusitis, rinitis, procesos broncopulmonares…), así como con las anemias por déficit de hierro, la diabetes, algunos procesos cancerosos, y los trastornos intestinales como el colon irritable o la colitis ulcerosa.
Con esto no queremos decir que la leche en si misma sea perjudicial para la salud, sino que no es recomendable el consumo excesivo de la misma habiendo otros alimentos que nos aportan los mismos beneficios nutricionales sin ninguna de sus desventajas.
Leches Vegetales: Leche de Soja
Es la más extendida y popular de las leches vegetales, remontándose su uso a la antigua China, donde aparece documentado el empleo de la soja como alimento desde el año 2800 A.C. Más tarde fue introducida en Europa en el siglo XVIII y llevada a América a principios del siglo XIX.
La leche de soja está especialmente indicada para aquellas personas que presentan intolerancias o alergias a la lactosa, ya que no la posee, lo que origina una mayor digestibilidad al no necesitar enzimas para digerirla. Esta bebida se recomienda también a personas que padezcan diabetes, ya que al liberar los azúcares poco a poco, ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Desde los años 50 se ha asociado el uso de leche de soja con la disminución del colesterol, debido a su composición rica en isoflavonas, ácidos grasos y proteínas, además de las vitaminas y minerales que presenta. La combinación de estos factores, provoca la reducción de los niveles de colesterol en el organismo hasta en un 20%, disminuyendo los niveles de LDL (“colesterol malo”) y triglicéridos, además de favorecer la flexibilidad de las arterias, haciendo que la circulación mejore y provocando un descenso en la incidencia de afecciones cardiacas y/o arteriosclerosis.
Esta bebida vegetal presenta un contenido en calcio considerable, otorgándole propiedades beneficiosas para los huesos y la circulación en general, mejorando los procesos de cicatrización. Además, su contenido en potasio ayuda a eliminar líquidos, manteniendo el buen funcionamiento del corazón, los riñones y los nervios. El potasio, unido al magnesio presente en esta leche, la convierte en un alimento perfecto para el control de la hipertensión arterial.
La leche de soja, presenta marcados beneficios para la salud de las mujeres, ya que las isoflavonas como genisteína y daidzeína tienen un efecto estrogénico débil, haciendo el síndrome pre-menstrual más llevadero y reduciendo los molestos síntomas menopáusicos como sofocos, sudoración, etc. Numerosos estudios corroboran que el consumo de productos ricos en isoflavonas protege al hombre contra el agrandamiento de la glándula prostática.
Leches Vegetales: Bebida de Almendra
Es una buena opción nutricionalmente hablando. Es una leche indicada para disminuir los niveles de colesterol en sangre, usada en procesos postoperatorios por su elevado valor nutritivo, su fácil digestión y en aquellos cuadros de diarrea y vómitos ya que es un buen regulador del peristaltismo (o motilidad) intestinal. Especialmente indicada para embarazadas, lactantes, para combatir enfermedades nerviosas, la debilidad o la anemia. Se recomienda en personas con problemas hepáticos, desnutrición, eccema infantil e incluso favorece el desarrollo de los niños por ser una de las pocas proteínas vegetales que contienen L-arginina (aminoácido esencial en los niños). Es beneficiosa para cerebro y músculo por su alto contenido en potasio (elemento imprescindible para el funcionamiento de estos tejidos) y constituye una medida importante en la prevención de la osteoporosis.
El Dr. Gene Spiller del Healths & Research Studies Centre en Los Altos, California, demostró que el consumo de almendras reduce el nivel de colesterol sanguíneo el doble que el aceite de oliva. Tiene un alto contenido en proteínas (confiriendo sensación de saciedad) y fibra dietética soluble que, entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir así el ácido biliar, lípidos y esteroles, haciendo que disminuya el riesgo cancerígeno de éstos en el colon.
Es un alimento energético ideal para el frío. Favorece la subida de la leche materna, mejora problemas del sistema nervioso y es desinfectante a escala intestinal. El contenido de hierro y calcio es otra de las virtudes de esta deliciosa leche. El magnesio, fósforo y manganeso son otros de los minerales que aporta en cantidades nada despreciables. Es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante.
Leches Vegetales: Bebida de Avellana
Además de poseer los mismos beneficios de la leche de almendras (regular el nivel de colesterol sanguíneo, etc.), su sabor es muy agradable. Por su bajo contenido en sodio es recomendada en dietas para controlar la hipertensión y previene la osteoporosis. Es cierto que las avellanas poseen un elevado nivel energético pero precisamente aquí radica su principal fuente de salud, en su alto contenido en grasa monoinsaturada, grasa saludable con efectos preventivos de enfermedades cardiovasculares (son tan ricas en ácido oleico que se convierten en “auténticas cápsulas naturales de aceite de oliva”).
La leche de avellanas, como todas las leches vegetales, no tiene colesterol y su proteína vegetal es de muy buena calidad, ya que contiene una elevada proporción de L-arginina, que es un tipo de aminoácido que desarrolla un importante papel para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Además proporciona oligoelementos y muchos minerales saludables como el cobre, el manganeso, el calcio, el potasio y el fósforo. Las avellanas contienen mucha fibra vegetal, mayoritariamente insoluble, que beneficia el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.
Esta leche es una buena fuente natural de vitamina E, que actúa como antioxidante de los tejidos del cuerpo humano; también aportan cantidades apreciables de vitaminas del grupo B, como la B6 y el ácido fólico importante para un embarazo sano y para la salud del recién nacido. Numerosos estudios concluyen que el consumo habitual de avellanas es recomendable para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, como la arteriosclerosis, dolencias cardíacas e hipercolesterolemia, y contribuye a incrementar la esperanza de vida. También es importante para todas aquellas personas que requieren un gran esfuerzo físico.
Leches Vegetales: Bebida de Avena
Su alto contenido en fibra fortalece el sistema digestivo. El consumo de esta bebida ayuda a disminuir el riesgo de diabetes, colesterol y grasa corporal (ya que la avena se infla en el intestino causando sensación de saciedad ayudando a controlar el peso). Está comprobado que, además de no engordar, la avena es uno de los cereales cuya distribución en macronutrientes es óptima, por ser excelente fuente de carbohidratos capaz de suministrar energía al cuerpo, al igual que otros cereales, aunque es más rica en proteínas que el arroz, el trigo, el maíz o la cebada.
Tiene cantidad de grasas no saturadas y ácidos grasos esenciales, como el linoléico (el cual no produce nuestro cuerpo pero necesitamos ingerir) y vitaminas antioxidantes como la vitamina E. Pocos conocen que además de su alto contenido en fibra (al igual que otros cereales) posee unos segmentos exclusivos en grandes cantidades llamados betaglucanos. Estas moléculas presentan un gran número de funciones biológicas beneficiosas para el organismo siendo la más importante su capacidad para disminuir el colesterol y los ácidos biliares del intestino, absorbiéndolos y evitando que los compuestos nocivos pasen al organismo, ayudando a eliminarlos de forma natural.
Leches Vegetales: Bebida de Espelta
La Espelta es una variedad de trigo que se cultiva desde hace unos 7.000 años y es considerado el origen de todas las variedades de trigo actuales. Este cereal tiene la particularidad de que no ha sido manipulado ni cruzado con otras especies, por lo que se le considera puro.
Comparada con el trigo, los nutrientes de la espelta son más fácilmente asimilables por el organismo y proporciona además importantes ventajas nutricionales:
• Mayor aporte proteico: hasta un 16% de media mientras que el trigo sólo tiene de media un 12%.
• Proteínas de mayor calidad: posee un mejor equilibrio de los aminoácidos esenciales que la hace especialmente recomendada para dietas vegetarianas.
• Tiene mayor contenido lipídico con una mayor proporción de ácidos grasos insaturados y es rica en ácidos grasos esenciales (ácido oléico y ácido linoléico), necesarios para el buen funcionamiento del organismo.
• Una media del 30% al 60% más de aporte de los minerales: hierro, zinc (necesario para el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos), cobre, magnesio (considerado alimento “anti-estrés” por excelencia debido a una tasa de magnesio de 0,15 %) y fósforo, lo que la hace muy nutritiva. Esta puede ser la principal ventaja nutricional de la espelta frente al trigo común.
• Es muy rica en ácido silícico que es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo ya que forma parte de nuestros tejidos y órganos (fortalece los tejidos y refuerza los sistemas inmunitario y circulatorio).
• Es más rica que el trigo en hierro y en vitaminas E, B1 y B2 (reduce ataques de migrañas). El contenido en niacina (B3) también es alto (aporta beneficios contra los factores de riesgo cardiovascular).
• Aporte abundante de fibra, beneficioso para el funcionamiento del intestino delgado.
Leches Vegetales: Bebida de Nuez
Esta leche está indicada como astringente en casos de diarrea, tiene efecto hipotensor y mejora la circulación.
Investigadores noruegos y estadounidenses han realizado por primera vez un listado con los alimentos vegetales de consumo habitual que contienen la mayor cantidad de antioxidantes.Tras el análisis de 1000 alimentos, han concluido que las nueces son el alimento que mayor cantidad de antioxidantes contiene y que, por tanto, ayudan a prevenir numerosas enfermedades cardiovasculares o la diabetes. Están muy por encima de otros alimentos que hasta ahora se consideraban los más ricos en estos componentes, como las naranjas, espinacas, zanahorias o tomates.
Los principales componentes antioxidantes presentes en la leche de nueces son la vitamina E, los polifenoles y los oligoelementos, selenio, cobre, zinc y magnesio, estos últimos podrían beneficiar la función endotelial (capa más interna de los vasos sanguíneos), ya que ayudarían a prevenir el proceso de oxidación celular que conduce a la enfermedad cardiaca.
Otros trabajos han demostrado los beneficios de las nueces en la prevención de enfermedades cardiovasculares debido a su contenido en ácidos grasos omega3 y omega6 en hasta un 40 por ciento de su composición, en uno de estos estudios se llegó a la conclusión de que la dieta mediterránea es más efectiva si se incluyen en ella un puñado de nueces en sustitución de ciertos alimentos como la mantequilla o los lácteos enteros.
Leches Vegetales: Bebida de Sésamo
La leche de sésamo presenta un sabor muy peculiar, es una bebida ligera y nutritiva, muy digestiva, que se recomienda en casos de trastorno de hígado y corazón. Por su contenido en vitaminas del complejo B está especialmente indicada para paliar enfermedades relacionadas con los sistemas digestivo y nervioso, así como en casos de anemia, piel escamatosa y constipados.
Las semillas de sésamo poseen una cantidad elevada de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son “grasas buenas”, es decir, grasas insaturadas, lo que junto a su contenido en lecitina (otro lípido contenido en estas grasas) convierte al sésamo en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol sanguíneo. En la leche de sésamo encontramos diferentes minerales, como el calcio que interviene en la formación de huesos y dientes, el hierro que desempeña numerosas e importantes funciones en el organismo, y el zinc, mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.
Contiene buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal. El sésamo está indicado para la lucha contra el envejecimiento de la piel, ayuda a la hidratación y evita las arrugas, mejorando las funciones generales de la piel, incluyendo pelo y uñas. Además tiene efectos antiinflamatorios y es excelente para tratar los síntomas del síndrome pre-menstrual.
Leches Vegetales: Bebida de Quinoa
La quinoa presenta un elevado valor nutricional mejorando la producción de leche materna en las mujeres y por su alto contenido en litio ayuda en los procesos de control de la depresión. La leche de quinoa posee un alto contenido en proteínas, fibra, almidón, calcio, hierro (por lo que se recomienda su ingesta en casos de anemia), fósforo y magnesio (más que el que se encuentra en el resto de cereales), así como una buena fuente de vitaminas entre las que destacan la A y la E.
Leches Vegetales: Bebida de Arroz
La leche de arroz no debe confundirse con el “agua de arroz”, de propiedades antidiarréicas. La leche de arroz se obtiene gracias a la fermentación, en varias etapas, de los granos de arroz integrales, frescos, molidos y cocidos.
Es una bebida ligera, de sabor dulce, y tiene la ventaja de que, al contrario que otras leches derivadas de cereales, no contiene gluten. Además es un alimento de gran digestibilidad, presente desde hace miles de años en la dieta humana.
Gracias a su contenido en triptófano y vitaminas del grupo B, al arroz se le conoce como «La semilla de la serenidad», ya que estas sustancias son fundamentales para la producción de energía y el equilibrio del sistema nervioso. Por su riqueza en hidratos de carbono complejos, va liberando energía de forma progresiva, favoreciendo un estado de ánimo estable. También es rica en ácidos grasos esenciales (poliinsaturados). Posee propiedades depurativas e hipotensoras.
Es recomendable en dietas de adelgazamiento porque contiene alrededor de la mitad de las calorías que las leches de soja, avena y almendras. Al tener poco calcio propio, muchos de los preparados comerciales están enriquecidos con calcio marino natural, lo que los hace aún más atractivos nutricionalmente.

Niveles de PH y el cáncer

Niveles de pH y el cáncer, los alimentos alcalinos y ácidos




El cuerpo humano es una máquina increíble. Una de las funciones más importantes de este recipiente es su capacidad para regular sus propios niveles de acidez en un grado muy fino. Las células sólo funcionarán normalmente dentro de límites relativamente estrechos de pH. El cuerpo regula su pH mediante el ajuste constante de procesos fisiológicos, como la función respiratoria y renal.
Sin embargo, los alimentos que usted come puede jugar un papel en el aumento o la disminución del pH del cuerpo, y algunos alimentos pueden ser más alcalinos que otros. Un cuerpo ácido es un imán para las enfermedades, afecciones como el cáncer y el envejecimiento. Comer más alimentos alcalinos ayuda a cambiar el pH del cuerpo y oxigena el sistema, mantener su cuerpo sano y que funcione correctamente, previene del cáncer, y de muchas otras enfermedades.

Definición

pH, o “potencial de hidrógeno”, es una medida de la concentración de iones de hidrógeno, una medida de la acidez o alcalinidad de una solución.
Cuando una solución es alcalina, o tiene una alcalinidad, significa que tiene la capacidad de neutralizar los ácidos. La alcalinidad se expresa como un número de pH, en una escala de 0 a 14. Un pH de 7 es neutro, ni ácido ni alcalino. Una sustancia con el nivel de pH entre 7 y 14 es alcalina, y se llama base (o base). Cuanto más cerca esté una sustancia a un pH de 14, más alcalina es. Los alimentos sustancialmente están hechos de agua, por lo que también tienen un pH que se puede medir. Debido a que el cuerpo humano es más líquido, también tiene un pH, que se mide a través de la sangre.
Nuestra pH en la sangre tiene una gama muy estrecha de alrededor de 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo se desvía de esta gama, enfermará o comenzará a mostrar síntomas de enfermedad. Si nuestro pH en la sangre cae por debajo de 6,8 o por encima de 7,8, las células dejan de funcionar y seguiría la muerte rápidamente.
Un pH ácido puede ocurrir por el estrés emocional, sobrecarga de toxinas, las reacciones inmunes o cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes. Obviamente, una dieta que es muy ácida puede cambiar los niveles de pH hasta cierto punto, también. El cuerpo trata de compensar un nivel de pH ácido mediante la utilización de minerales alcalinos que ha almacenado. Si la dieta no contiene suficientes minerales para compensar, se producirá una acumulación de ácidos en las células, privándolas de oxígeno.
Esto puede disminuir la capacidad del organismo para absorber minerales adicionales y otros nutrientes, disminuye la producción de energía en las células, disminuye su capacidad para reparar las células dañadas, disminuye su capacidad de desintoxicar los metales pesados, y permite que las células tumorales crezcan y proliferen, y lo hacen más susceptibles a la fatiga y la enfermedad.
La dieta americana es alta en productos ácidos como las carnes, quesos, cereales y alcohol y por lo general muy baja en alimentos alcalinos como los vegetales verdes, frutas, especias y cultivos probióticos (como los que se encuentran en el yogurt real). Además, nos hemos convertido en una sociedad que está literalmente consumada con jarabe de maíz alto en fructosa, harinas refinadas, café, cigarrillos, productos farmacéuticos y los edulcorantes artificiales – de los cuales todos son muy ácidos en el cuerpo humano. Una de las maneras más fáciles y rápidas para ayudar a corregir un nivel ácido de pH es controlando la dieta y el estilo de vida.
Para mantener la salud, la dieta debe consistir de un 60% de alimentos de formación alcalinos y el 40% en alimentos ácidos. Para restaurar la salud, la dieta debe consistir de un 80% de alimentos de formación alcalinos y el 20% de alimentos ácidos.

Saludable, Frutas y Verduras forman alcalinos

Algunos frutos son muy alcalinos
- Manzanas, albaricoques, (de alto índice glucémico) aguacate, plátanos, moras, melón, coco, cerezas real, dátiles e higos, peras, naranjas, piña, melocotones, uvas pasas, uvas, pomelo, melón, limones y limas (cítrico ácido? más información sobre esto en breve), nectarinas, frambuesas, tomate, mandarina, frutas tropicales, sandía y fresas.
Vegetales con alta alcalinidad
- Incluye la mayoría de las verduras verdes, como los espárragos, el diente de león, hierba de trigo, alfalfa, algas marinas, algas y sal, berros, brócoli, espinaca, apio, judías verdes frescas, boniato, calabaza, guisantes, pimientos, cebolla, lechuga, setas, coles de Bruselas, berenjena, ajo, escarola, pepino, repollo, zanahoria, hinojo, remolacha, castañas, almendras, chile, tamari, el jengibre y la canela.
Otros alimentos con alta alcalinidad
Otros productos alimenticios son alcalinizantes o medios alcalinos, una vez que se comen. Alcalinizante edulcorantes incluyen el jarabe de arroz, jarabe de arce y sin procesar stevia. El mijo, el polvo de proteína de suero de leche, almendras, castañas y queso de soja fermentado son proteínas alcalinizantes. Bebidas alcalinizantes incluyen agua pura o mineral, leche de almendras, caldo de verduras, no endulzado leche de soya, jugo de vegetales frescos, agua de limón y té de hierbas. Los limones son naturalmente ácidos, pero después de la digestión se vuelven alcalinos. Tenga en cuenta que a las carnes le ocurre lo opuesto, mientras que son alcalinos antes de la digestión se convierten en ácido después.

Alimentos Ácidos

(Se deben evitar o consumir con moderación con abundantes alcalinos)
Maíz, arándanos, frutas en conserva, la cebada, el arroz, casi todos los granos, incluyendo trigo y todas las harinas (pan, pastas, macarrones, etc), el centeno, la avena, la mayoría de los frijoles y las legumbres (frijoles pinto, verde, negro, pollo, etc ), quesos duros / procesados, los cacahuetes y los elementos asociados, casi todas las proteínas animales y peces, y por supuesto, el alcohol, azúcares, fármacos (incluyendo medicamentos de venta libre), y los productos del tabaco. Usted puede encontrar una lista mucho más profundida y larga de alimentos ácidos y alcalinos aquí.
El café es una bebida ácida (con un pH alrededor de 4), pero con moderación, se ha encontrado que puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades, además de tener un efecto desintoxicante en la sangre. Por lo tanto, asegúrese de tener un vaso de leche o zumo de naranja con el café de la mañana y experimente los beneficios saludables de las vitaminas, minerales, proteínas, alcalinas y acidez del café!
Las principales fuentes de acumulación de ácido son:
1.) El metabolismo y/o desglose incompleto (oxidación) de los productos alimenticios o metabólicos “residuos” producido como subproducto de actividad celular. Durante la respiración celular y la producción de energía, los ácidos producidos como parte de productos de “desechos”. Estos ácidos deben ser “equilibrados”, neutralizados, o eliminados por el cuerpo y los sistemas de desintoxicación a través de los riñones, los pulmones, el hígado y la sangre.
2.) El consumo de ácido presente en el suministro de alimentos, aire y agua. Las emisiones de nitrógeno de los automóviles y las plantas industriales, colorantes alimentarios, aerosoles, ceras, conservantes, aditivos alimentarios, los edulcorantes artificiales, los fertilizantes, contaminantes del agua, e incluso cloruro y fluoruro en el agua del grifo son sólo algunos de los productos químicos altamente ácidos que son ingeridos por millones de personas cada día. ( Fuente: Michael Lam, MD, MPH - http://www.drlam.com/articles/acidosis.asp )

Los efectos de un ambiente ácido

La acumulación de ácido puede provocar acidosis, que a su vez afecta al hígado, riñón, corazón, la insulina y la regulación de la salud celular. Estos problemas pueden llevar rápidamente a un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, aneurisma, problemas cardiovasculares, la osteoporosis, la obesidad y la hipertensión arterial.
La acidosis generalmente altera los lípidos y ácidos grasos, los cuales están involucrados en la función nerviosa y cerebral. Esta alteración provoca problemas neurológicos como la esclerosis múltiple, MD, así como problemas con el equilibrio hormonal en el sistema endocrino.
Es muy probable que un pH ácido, a partir de una dieta desequilibrada, produzca una condición que estimula la respuesta genética predeterminada a la inanición y el hambre. Cuando esto sucede, el cuerpo comienza a acumular todas las calorías consumidas y la almacena como grasa, por temor a que se muera de hambre y no sabe dónde ni cuándo tendrá su próxima comida. Para contrarrestar esto, muchos nutricionistas y atletas recomiendan el consumo de numerosas comidas pequeñas y saludables durante todo el día con el fin de mantener al cuerpo feliz y seguro de que seguirá siendo alimentado. Cuando el cuerpo está en este cómodo estado y sin preocupaciones, estará encantado de quemar esas calorías (un aumento del metabolismo), lo que ayuda a adelgazar la cintura, crear masa muscular y evitar muchos de los problemas que se asocian con la acidosis, la obesidad y la regulación de insulina.
pH y el cáncer
Dos de los principales factores que conducen al cáncer son un pH ácido y la falta de oxígeno. Como tal, ¿podríamos ser capaces de manipular estos dos factores con el fin de prevenir y controlar el cáncer?.
Sabemos que el cáncer necesita un ambiente ácido y bajo en oxígeno para sobrevivir y prosperar. La investigación ha demostrado que los pacientes terminales de cáncer tienen un nivel de acidez 1.000 veces superior al de personas sanas. La gran mayoría de los pacientes terminales de cáncer tiene un pH muy ácido. ¿Por qué es esto?.
La razón es simple. Sin oxígeno, la fermentación de la glucosa se convierte en ácido láctico. Esto hace que el pH de la célula baje a 7,0. En más casos de cáncer avanzado, el nivel de pH cae más de 6,5 e incluso puede caer a 6,0, 5,7 o inferior. La verdad básica es que nuestros cuerpos simplemente no pueden luchar contra las enfermedades si nuestro pH no está bien equilibrado.
Conclusión
¿Es posible minimizar el potencial del cáncer? Estoy firmemente convencido de ello. Mientras que los niveles de pH no son la única respuesta, controlando el ácido y aumentando los niveles alcalinos mejorará considerablemente sus posibilidades de luchar contra las toxinas, permitiendo que las células sanas puedan prosperar y así evitar los ambientes bajo en oxígeno, donde prolifera el cáncer. Al mantener un nivel de pH saludable, te darás cuenta de que estás haciendo una gran cantidad de cambios en la dieta saludable – evite el jarabe de maíz alto en fructosa, refrescos abrasivos (! Coca-Cola tiene un nivel de pH de 2,2), aumentando el consumo de verduras verde y frutas frescas y hacer nuevas elecciones de estilo de vida, como evitar fármacos, cigarrillos y mucho café o alcohol.
Echa un vistazo a la siguiente tabla para identificar el “nivel de pH” de diferentes alimentos. Cada uno tiene asignado un número que refleja su potencial relativo aproximado de alcalinidad (+) o acidez (-) existentes en una onza (28.35g) de los alimentos. Cuanto mayor sea el número, mejor es para usted y lo mejor que puede comer.
Alimentos alcalinos saludables
-Coma muchos de ellos!
Verduras
Alfalfa hierba +29.3
Espárragos +1.3
Hierba de cebada +28,1
Coles de Bruselas +0.5
Lechuga repollo, fresca +14,1
Coliflor +3.1
Pimienta de Cayena +18.8
Apio +13,3
Cebollino +8.3
Consuelda +1.5
Pepino fresco, +31.5
Diente de león +22.7
Hierba Perro +22,6
Endibia, frescas +14.5
Francés judías verdes cortadas +11.2
Ajo +13,2
Repollo Verde Cosecha de diciembre +4.0
Repollo Verde, la cosecha de marzo de +2,0
Hierba Kamut +27.6
Canónigos +4.8
Puerros (bombillas) +7.2
Lechuga +2.2
Cebolla +3,0
Guisantes, frescos +5,1
Guisantes, maduro +0.5
Col Roja +6.3
Los tallos de ruibarbo +6.3
Savoy Cabbage +4.5
Afeitado hierba +21.7
Sorrel +11.5
Brotes de soja +29,5
Espinaca (excepto la de marzo) +13,1
La espinaca, la cosecha de marzo de +8,0
Semillas germinadas Chia +28.5
Brotado semillas de rábano +28.4
Paja del césped en +21,4
Berro +7.7
Pasto de trigo +33,8
Repollo blanco +3.3
Zucchini +5.7
Vegetales de Raíz
Remolacha +11.3
Zanahoria +9.5
Rábano +6.8
Colinabo +5.1
Patatas +2.0
Rábano rojo +16.7
Colinabo +3.1
Rábano Verano Negro +39.4
Nabo +8.0
Rábano blanco (primavera) +3.1
Frutas
Aguacate (proteína) +15,6
Limón fresco +9.9
Limas +8.2
Tomate +13,6
Granos orgánicos No almacenados y Leguminosas
Alforfón Grañones +0.5
De soja granulada (Frijoles de soya baja) +12,8
Lentejas +0,6
Frijoles de +12.0
Harina de soja +2,5
Lecitina de soja (Pura) +38,0
Las nueces de soya (frijoles de soja remojados, luego secarse) +26,5
Soja, +12,0
Espelta +0.5
Tofu +3.2
Los frijoles blancos (Habichuelas Blancas) +12,1
Nueces
Almendras +3.6
Las nueces del Brasil +0.5
Semillas
Las semillas de alcaravea +2.3
Las semillas de comino +1.1
Semillas de Hinojo +1,3
Semillas de lino +1,3
Semillas de calabaza +5.6
Semillas de sésamo +0.5
Semillas de girasol +5,4
Trigo Kernel +11.4
Grasas (frescas, aceites prensados ​​en frío)
El aceite de borraja +3.2
Aceite de onagra +4.1
Aceite de semilla de lino +3,5
Los lípidos marinos +4.7
Aceite de Oliva +1.0

El balance ácido-alcalino en el organismo

EL BALANCE ACIDO-ALCALINO, UNA CLAVE BÁSICA PARA LA SALUD
 
 
Hace ya mucho tiempo publiqué una entrada acerca de este tema, pero me parece tan apasionante que al encontrar este artículo, que me parece muy completo, he pensado en incluirlo en el blog. Seguro que aporta muchos datos adicionales.
 
Un abrazo.
----
 
El balance ácido-alcalino del cuerpo es crítico para una buena salud. No se puede pensar seriamente en individualizar una dieta sin considerar sus efectos sobre el balance del pH en el cuerpo de uno. Estamos constantemente generando desperdicios ácidos del metabolismo que deben ser neutralizados o excretados de alguna manera para que la vida sea posible. Los humanos, por ende, necesitamos un constante consumo de alimentos alcalinos para neutralizar esta continua generación ácida. Nuestra vida y salud dependen del poder fisiológico para mantener la estabilidad del pH de la sangre en aproximadamente 7.4. Este proceso se llama homeostasis. El término pH significa "potencial" de "Hidrógeno." Es la cantidad de iones de hidrógeno en una solución particular. Cuando hay muchos iones de hidrógeno, el pH indica una solución ácida. Cuando la cantidad de iones de hidrógeno es pequeña, el pH indicaría una solución alcalina. El pH se mide en una escala de 0.0 a 14.0 Cualquier nivel sobre 7.0 se define como alcalino y cualquier nivel bajo 7.0 es considerado un pH ácido. El pH de 7.0 se define como neutro. El pH del agua pura es 7.0
El pH normal para todos los tejidos y fluidos en el cuerpo, excepto el estomago, es alcalino. Las secreciones digestivas del hígado y su bilis están entre 7.1 y 8.5. La bilis de la vesícula está entre 5.0 y 7.7. Si cualquiera de estos sistemas de pH no está en el rango óptimo, las encimas digestivas y metabólicas en esas áreas y órganos funcionarán bajo nivel óptimo y se experimentará una baja en la salud. Con la excepción de la sangre, todos estos sistemas tienen un vasto rango de pH , en parte, para que puedan cambiar el pH para mantener el balance en el pH de la sangre, que debe mantenerse entre 7.35 y 7.45. Debido a que el pH de la sangre tiene un rango tan pequeño, el cuerpo da una gran prioridad para mantener la homeostasis del pH de la sangre en 7.4. A pesar de que todos estos tejidos y fluidos tienen su función enzimática óptima en la parte alcalina de su rango, cambiarán a un menor rango ácido óptimo si necesitan soltar minerales alcalinos para evitar que la sangre se torne muy ácida. Por ejemplo, si el sistema se vuelve muy ácido, la sangre tomará los elementos de formación alcalina de las enzimas del sistema digestivo del intestino delgado. Por ende, un pH balanceado de la sangre, está íntima y críticamente relacionado con una buena digestión.
La segunda prioridad del delicado sistema homeostático es la de mantener la digestión de tal forma que los nutrientes puedan ser asimilados y transportados a las varias partes del cuerpo para mantener un balance ácido-alcalino adecuado de la sangre y del cuerpo en general. Una digestión adecuada provee los electrolitos esenciales y otros nutrientes necesarios para un balance óptimo en el fluido que rodea las células. Este fluido importante se llama fluido extracelular (ECF). Si existen desbalances digestivos, usualmente existirá un desbalance de electrolitos, particularmente de iones de sodio ( Na ), potasio (K), magnesio ( Mg ) y calcio ( Ca ). Este desbalance de electrolitos afecta al sistema de transporte de fluidos que ayuda a sacar los desperdicios fuera del cuerpo. Los electrolitos y otros nutrientes son necesarios para realizar la oxidación celular y otras funciones metabólicas críticas relacionadas con la vida de una célula.
El fluido total de nuestros cuerpos es aproximadamente 70% del peso del cuerpo. Este es, prácticamente, el mismo porcentaje de agua que tiene el planeta. Los fluidos dentro de las células de nuestro cuerpo cuentan con el 55% del peso corporal. El fluido extra celular es aproximadamente 15% del peso corporal. 5% del fluido extracelular es la sangre y 10% es el fluido en los tejidos que bañan las células. Si el sistema de transporte de fluidos o el fluido extracelular tiene una concentración desbalanceada de minerales, nutrientes insuficientes, u oxigeno insuficiente, entonces las células no pueden funcionar adecuadamente y empiezan a morir.
Un saludable fluido extracelular es apoyado por una función adecuada de los órganos eliminatorios como los riñones, el hígado, el intestino grueso y la piel. Estos órganos no solo eliminan desperdicios y toxinas, sino que son la forma principal que el cuerpo tiene para eliminar un exceso de elementos ácidos o alcalinos para mantener al cuerpo dentro de los rangos normales de pH . Estudiando lo que se elimina en la orina, se puede ver un reflejo del mecanismo que pule los electrolitos y la relación ácido-alcalina. Por ejemplo, si el cuerpo esta muy ácido, los riñones eliminarán ácido a través de la orina como un esfuerzo para que la sangre se torne más alcalina. En este caso, el pH de la orina es ácido. Además, los cambios significativos de pH en la sangre son usualmente indicadores de enfermedad.
LA IMPORTANCIA DE LA DIETA PARA BALANCEAR ACIDO-ALCALINO
Existe una limitación en relación con cuanto puede compensar el cuerpo en un desbalance de ácido-alcalino si no cambiamos la dieta para balancear esta relación en el pH , que entra en el sistema por medio de los alimentos. Por ende, la ingestión de alimentos juega un papel muy importante en el balance del cuerpo. Si el cuerpo no puede compensar una dieta desbalanceada , el ambiente interno baja su capacidad óptima y, eventualmente, logra una condición en la cual las células no pueden vivir. Muchas enfermedades son el resultado del intento del cuerpo para re-balancear este ambiente interno. Algunas personas piensan que el cáncer es una condición que se acelera mediante una condición ácida de los fluidos del cuerpo. Las células cancerigenas pueden vivir mejor que las células normales en un fluido extracelular ácido y de baja oxigenación.
Hay una variedad de causas para el desbalance ácido-alcalino, pero la dieta es el factor principal. Generalmente, si nuestra dieta incluye muchos alimentos ácidos tales como: grandes cantidades de carnes, embutidos, granos, leche pasteurizada, grasas, azúcar, y exceso de proteína en general, en personas de cierta estructura, su cuerpo se vuelve ácido. Si se consume muchos alimentos alcalinos tales como: frutas, vegetales, miso y vegetales de mar, con esa misma estructura, se puede volver el cuerpo alcalino. Investigaciones alrededor del mundo concuerdan que una relación óptima de ingestión ácido-alcalina es aproximadamente de 80% alimentos alcalinos y 20% alimentos ácidos. Pero, cada individuo debe encontrar su propio balance. Aun así, se puede decir que, comúnmente, aquellas personas que consumen carne diaria, tienen un porcentaje mayor de acidez en su cuerpo que aquellas personas que consumen carne ocasionalmente. Una dieta vegetariana puede mantener un balance adecuado del pH ácido-alcalino sin importar la constitución. De todas maneras, hay que tomar en cuenta el estado mental de la persona pues juega un papel importante en el pH observado en la orina. El Dr. Cousens ha notado que aquellas personas que son vegetarianas y que, por ende, deberían tener un pH alcalino, cuando tienen pensamientos negativos, su pH se vuelve ácido. También se debe tomar en consideración la habilidad para digerir proteínas e hidratos de carbono complejos.
LA PRODUCCIÓN DE LA ACIDEZ ES NORMAL
El metabolismo corporal normal siempre está produciendo ácidos. El organismo humano produce ácido láctico y dióxido de carbono cuando se hace ejercicio. En el fluido extracelular, el dióxido de carbono se suelta como un producto de desperdicio de las células y se convierte en ácido carbónico. El azufre y el fósforo en las proteínas y en nuestro ácido se convierten meditante la oxidación en ácido sulfúrico y ácido fosfórico. La completa digestión de proteínas pone a disposición los iones de hidrógeno en el sistema que lo hace mas ácido. La descomposición metabólica de proteínas también produce ácido úrico, que de paso acidifica el sistema. La urea es otro derivado de la proteína. Incrementa la excreción de fluidos de los riñones en una manera que causa la perdida de los muy necesarios minerales de formación alcalina.
La grasa, en general, tiende a ser ácida a neutral por su lenta digestión, que crea mas putrefacción y, por ende, más acidez. En el caso del azúcar blanca , debido al proceso de refinamiento, no tiene minerales alcalinos. Su consumo incrementa la acidez porque el cuerpo debe usar los minerales alcalinos para pulir la acidez. Los carbohidratos complejos como los granos, se metabolizan mas lenta y regularmente y no producen los ácidos orgánicos producidos por los carbohidratos simples como el azúcar.
DEFINICIÓN Y DISCUSIÓN SOBRE LOS ALIMENTOS ACIDO-ALCALINO
Es importante comprender que no se puede decir qué alimentos son ácidos o alcalinos por su sabor. Existen varios factores que determinan si un especifico alimento le hace ácido o alcalino al cuerpo. Por ejemplo, un limón orgánico maduro, que es un alimento que contiene altas concentraciones de ácidos orgánicos, tiene sabor ácido y es clasificado como una fruta ácida, es realmente un alimento de formación alcalina. Esto se debe a que su alta concentración de minerales alcalinos tiene un efecto general de incrementar la reserva alcalina del cuerpo, por ende, haciendo al cuerpo mas alcalino. Los suaves ácidos orgánicos del limón actúan como agentes de limpieza en el estómago. En el proceso digestivo, estos ácidos se convierten en dióxido de carbono y agua y, por eso, no crean una condición ácida en el sistema. El calcio, el magnesio, el sodio, el potasio y el hierro son los minerales alcalinos principales. Los alimentos que tienen altas concentraciones de estos minerales son considerados alimentos de formación alcalina. Alimentos que son altos en azufre, fósforo, yodo y cloro son alimentos de formación ácida. La mayor parte de alimentos naturales tienen minerales de formación ácida y alcalina en ellos. Las carnes son de formación ácida. La mayor parte de granos y de productos lácteos también, especialmente si son pasteurizados. La leche de cabra fresca y la leche de vaca fresca son ligeramente alcalinas. Los quesos procesados son ácidos. La mantequilla es neutral a ácida. La mayor parte de aceites son ligeramente ácidos a neutrales. La mayor parte de nueces, fréjol, arvejas, azucares simples, y proteínas vegetarianas son ácidas hasta cierto punto. La soya es alcalina.
Existe una confusión considerable sobre la acidez o alcalinidad de las frutas. Casi todos los vegetales y frutas maduras son de formación alcalina. Frutas y vegetales que han crecido en tierras inorgánicas y preparadas comercialmente son menos alcalinos porque crecen en tierras desmineralizadas. Las ciruelas, y los arándanos tienen ácido benzoico y otros ácidos que las hacen de formación ácida. También, la mayor parte de frutas que no están maduras son de formación ácida. Otros alimentos que tienen un efecto acidificante son la harina blanca, las vitaminas sintéticas, la sacarina, los aditivos químicos, colorantes, preservantes y alimentos refinados y procesados, drogas psicodélicas, gaseosas y otras drogas sintéticas. Estos productos son de formación ácida porque ya sea nunca tuvieron minerales de formación alcalina o los minerales fueron extraídos durante el proceso químico o de refinamiento.
Para que el cuerpo pueda excretar del sistema los ácidos metabólicos tales como el ácido sulfúrico y el ácido fosfórico, sin hacer daño a los riñones o a los intestinos, se los neutraliza con sales minerales de formación alcalina como el calcio, el magnesio, el sodio y el potasio. Cuando estas reservas alcalinas disminuyen o son utilizadas por el sistema, el cuerpo se empieza a tornar mas ácido, pues empieza a absorber estos minerales de las células para poder limpiar la sangre. El resultado de esto lleva a un desmejoramiento del sistema nervioso y disminuye la claridad mental. La mente se hace mas lenta y eventualmente puede ocurrir un coma bajo una sangre ácida de pH 6.95. Una mente lenta y la falta de claridad mental son señales típicas de aquellas personas que tienen una dieta ácida. Por eso es importante mantener una reserva alta de sales minerales alcalinas, ya que neutralizan situaciones emergentes en las que el cuerpo se puede hacer muy ácido. Eso se hace consumiendo una dieta alta en frutas y vegetales.
La mayor parte de vitaminas sintéticas tienen efectos ácidos. Uno de las mas acidificantes es el ácido ascórbico, que es una forma sintética de vitamina C separada de sus componentes naturales. La vitamina A , sea sintética o no, también es ácida, aunque eso no se aplica al beta caroteno. La vitamina K es alcalina y ayuda a mantener el calcio, que es uno de los minerales alcalinos principales.
SÍNTOMAS DE EXCESO DE ACIDEZ
Existen varios factores que nos hacen el cuerpo ácido a mas de las carnes, los granos, el azúcar, la grasa y los alimentos procesados y refinados. La mayor consecuencia de una acidosis sistémica es una depresión del sistema nervioso central. Una persona ácida a menudo experimenta una mentalidad poco clara, procesos de pensamiento lentos, dolores de cabeza y depresión. Fatiga y tensión muscular son unos de los síntomas principales. Dolor de la espalda baja y dolor muscular generalizado son secundarios a un estado de bajo calcio. Mientras más acidez tiene una persona, más irritable se vuelve ya que se pierde el Ca , Mg , K, Na de los músculos y las células nerviosas. Tensión en el cuello y hombros, artritis y osteoporosis también son problemas típicos. Espasmos y sobresaltos musculares pueden ocurrir cuando hay un nivel bajo de calcio. La sensación de fatiga y debilidad surge de la toxemia que se desarrolla porque los riñones están trabajando tan duro para excretar los ácidos que no funcionan tan bien en eliminar otro tipo de toxinas sistémicas que se van acumulando en el día a día. Dolores de estómago, nausea, vomito y dolor de pecho también son otros síntomas de personas con dosis altas de acidez. La constipación es un síntoma que puede ocurrir a ratos.
SÍNTOMAS DE EXCESO DE ALCALINIDAD
El síntoma principal de alcalosis en los vegetarianos que ha observado el Dr. Cousens es la sobre excitación del sistema nervioso. Una señal inicial de esto es el sobresalto muscular especialmente en la cara y el antebrazo. Hay una tendencia general incrementada de espasmos musculares y calambres. Las disfunciones del sistema nervioso central se pueden manifestar como nerviosismo extremo. Otra tendencia es la de pasar volado, acompañado de la inhabilidad para concentrarse.
COMO MEDIR EL BALANCE ACIDO-ALCALINO
Medir el balance ácido-alcalino de su cuerpo en su casa se realiza fácilmente colectando la orina producida en un periodo de 24 horas. Se usa desde la segunda orina de la mañana hasta la primera orina del siguiente día. Se mezcla bien la recolección total y luego se pone un papel de medición de pH y se lee el resultado. No hay que ser tímido, es bueno conocerse a uno mismo en todo sentido y la orina es estéril.
Para los no vegetarianos y los lacto vegetarianos, un pH general bueno puede ir de 6.3 a 6.9. Para vegetarianos que no comen lácteos o para vegetarianos de alimentos crudos, un rango seguro está entre 6.3 y 7.2.
También, se puede realizar una prueba de la saliva. Se piensa que el pH de la saliva es un indicador de la reserva alcalina en el cuerpo y de la condición del pH de las células. Un pH normal de saliva tomado antes de comer en la mañana es de 6.8 a 7.2. Debe estar mas alcalino luego de comer. Las investigaciones del Dr. Morter indican que si el pH de la saliva matinal está bajo 6.2, indica un sistema ácido con una inadecuada cantidad de minerales alcalinos, pero con cierta reserva alcalina. Si el pH de la saliva esta entre 5,5 y 5,8 sin que se eleve el pH luego de comer, significa que el cuerpo está extremadamente ácido y no existen reservas alcalinas.
Los indicadores para una función de pH optima son:
1) buena energía
2) un sistema nervioso y muscular calmado
3) digestión efectiva y movimiento regular de los intestinos
4) no agarra resfríos
5) Sensación general de claridad y vitalidad física, mental y espiritual.
COMO BALANCEAR EL pH
Nuestros cuerpos son simultáneamente ácidos y alcalinos. Enfocarse en dar al cuerpo un porcentaje óptimo de alimentos de formación ácida o alcalina ayuda a mantener el balance. Basado en el resultado del pH de la orina tomada en el lapso de 24 horas se puede comenzar a organizar una dieta que balancee el pH . Llevar la orina al pH normal no es una cura para todas las enfermedades sino una medida preventiva. En el rango normal de pH , todas las enzimas y electrolitos de los sistemas digestivos, los órganos y el sistema glandular, funcionan óptimamente. Cuando las enzimas y electrolitos funcionan óptimamente, las células de las glándulas y órganos también trabajan en óptimo rendimiento. Los desbalances del pH de la orina nos hablan mas sobre el cuerpo en un nivel preventivo. Las anormalidades en el pH de la sangre reflejan la patología del cuerpo.
Existen dos enfoques primarios y complementarios para balancear el pH . El uno es comer alimentos y hierbas que le mantengan a uno en buena salud y que reestablecen el balance ácido-alcalino correcto . Esto, claro está, asume que se están digiriendo los alimentos que se consumen. El segundo enfoque es el de usar enzimas digestivas de plantas vivas para ayudar a la digestión de alimentos que no están siendo digeridos. Por ejemplo, si se está muy alcalino, es beneficioso comer mas proteína porque cuando la proteína está completamente digerida, lleva elementos ácidos al sistema. Esto ocurre cuando se tiene la habilidad para digerir adecuadamente la proteína. Y cuando no se digiere la proteína se sugiere consumir enzimas digestivas de plantas proteínicas lo mismo sucede si el cuerpo está muy ácido y no se puede digerir carbohidratos complejos. Las enzimas de plantas adecuadas activan esta digestión para que los minerales alcalinos de estos alimentos puedan soltarse al sistema y se construya una reserva alcalina en el sistema.
Existen otros factores que hacen que el cuerpo se vuelva mas ácido. Uno es el mal habito de respiración. Mientras más profundo se respire mas fácilmente se remueven el ácido del sistema porque bota el dióxido de carbono y, por ende, baja el ácido carbónico en la sangre. Una razón por la cual la mayor parte de gente está ligeramente ácida en la mañana es que durante el sueño se baja la profundidad de la respiración. Esto resulta en una retención del CO2. Hacer mucho ejercicio sin respiración adecuada produce ácido láctico y CO2. Una pobre oxigenación de las células crea una pobre oxidación celular del metabolismo y hasta muerte celular. El 90% de la oxidación metabólica es otorgada por el oxigeno que respiramos. Ejercicios de respiración profunda en la mañana, durante el día, antes y después de hacer ejercicio, reducirán la construcción de ácidos. El cd de introspecciones guiadas les puede ayudar en este proceso porque enseña una forma adecuada de respiración y relajación total. Las emociones reprimidas, la ira excesiva, los pensamientos ácidos, y otras emociones pueden incrementar la acidez. El distress de un estilo de vida también contribuye a la acidez del sistema.
FORMAS DE ALCALINIZAR EL SISTEMA
1) bajo o pare el consumo de carnes
2) baje el consume de proteínas en general
3) baje el consumo de grasa
4) baje el consumo de lácteos pasteurizados, incluyendo el yogurt
5) no consuma azúcar blanca
6) coma mas frutas frescas y crudas, vegetales y sus jugos
7) coma alimentos crudos como brotes verdes, hierbas y ciertas nueces, semillas y granos de formación alcalina
8) Consuma alimentos alcalinos específicos como: jugo de limón puro, al menos dos veces al día, te de chaparral, duraznos y alimentos con vitamina K. La hoja externa de la col tiene alto contenido de vitamina K. El jugo de la hierba de trigo es un excelente alcalinizante
9) Use enzimas digestivas vegetarianas para mejorar la mala digestión de carbohidratos complejos. La fuente mas concentrada de esto es alto en amilasa y extraída de fuentes vegetarianas.
10) Use enzimas de plantas para mejorar la digestión de las grasas
11) Manténgase emocionalmente balanceado
12) Desintoxique y cure los riñones, el hígado y los intestinos
13) Respire profundo todo el día
14) Evite ejercicio forzoso y prolongado
FORMAS DE ACIDIFICAR EL SISTEMA
1) Consumir vinagre de cidra de manzana que salga directamente del jugo fermentado de manzana. Esto tiene enzimas altas en potasio, fósforo, cloro y sodio orgánico natural, magnesio, azufre, hierro, cobre, silicio y otros minerales. Este vinagre estimula la digestión si se consume en un poco de agua unos 5 minutos antes de las comidas.
2) Mejore la digestión de proteína con enzimas de plantas
3) Consuma mas proteínas como nueces, semillas, granos, y choclo.
4) Las semillas de la sandia son muy ácidas
5) Alimentos fermentados como el sauerkraut , pues es alto en ácido láctico y apoya un crecimiento saludable de la flora intestinal
6) Jugo de arándano. Cebollas y ajo también
7) Minimice el exceso de respiración profunda
8) Tome ácido ascórbico
9) Haga ejercicio forzoso
ALIMENTOS SELECTOS DE FORMACION ACIDO-ALCALINA
MUY ACIDOS
ACIDOS
NEUTRAL
ALCALINO
MUY ALCALINO
Arándano no maduro fruta no madura cerezas higos
semilla de sandia Ciruela fruta madura limón maduro
nueces Levadura mayoría vegetales chaparral
mani+++ yogurt pasteurizado tomates jugo zanahoria
cidra de manzana cruda leche pasteurizada mijo jugo remolacha
vinagre Queso trigo sarraceno jugo vegetales
sauerkraut mantequilla pasteur algas marinas miso
alimentos fermentados grasa animal+ leche vaca cruda++ vitamina K
huevos+ azúcar blanca+ leche de cabra ascorbato de calcio
carnes+ mayoría de granos brotes (vitamina C)
vitamina A lentejas soya jugo de hierba de trigo
ácido ascórbico salsa de soya cebolla
(Vitamina C) gaseosas+ brotes de nueces
drogas químicas+ nuez de Brasil
alcohol+ brotes de alfalfa
la mayor parte de granos cocinados como brotes de girasol
arroz, avena, etc. miel**
granos brotados remojados
trigo remojado brotado
Mayoría de nueces: remojadas y brotadas
Mayoría de semilla: remojadas y brotadas
mantequilla cruda*
aguacate*
aceites vegetales*

+ incluido para completar pero no-recomendado
++ existe un desacuerdo sobre los productos de leche cruda y su efecto ácido-alcalino en el cuerpo.
+++ Cantidades peligrosas de residuos de pesticidas en maní no orgánico, ojo. El aflatoxin es cancerigeno
y a menudo crece aun en maní orgánico. Maní secado al sol previene que crezca el aflatoxin
* entre neutral y ácido
** entre neutral y alcalino
( traducción e interpretación del libro de Gabriel Cousens titulado: Conscious Eating (Alimentación Consciente).