jueves, 22 de noviembre de 2012

Propoleo, antibiótico y antiséptico natural


Llevo unas semanas con molestias en las encías, que llegan a sangrar. Una amiga mía, que sabe mucho de remedios naturales, no deja de decirme que use el PROPÓLEO (para ella es "mano de Santo"), asi que cuando hoy -después de ir al dentista- y decirle la batería de productos que me ha mandado, el daño que me hizo y lo resentidas que tengo hoy las encías de tanto hurgar en ellas...me ha dado un "capón" cariñoso....¡¡¡pero, Teresa, no escuchas....cuántas veces te he dicho que lo mejor para la boca es el propóleo!!!... Anda, acércate a una herboristería y compra extracto de propóleo -el más puro que encuentres- y empieza a mimarte de una vez!!!.

Y tiene razón... ...a partir de hoy también va a ser "mano de Santo" en mi casa, más aún después de ver el montón de propiedades que tiene -no sólo para la boca-.... ¡indispensable tenerlo!.


Aquí os dejo toda la información que he obtenido:


¿Qué es el propóleo? se llama así al  conjunto de sustancias resinosas, gomosas y balsámicas, de consistencia viscosa, recogido de ciertas partes de los vegetales, por las abejas Apis mellífera, que las transportan al interior de la colmena, modificándolas en parte con sus secreciones (cera y secreciones salivares).
Las abejas lo utilizan como cimiento para la colmena, ya que les protege de hongos, bacterias y otros invasores. Es de color pardo, olor dulce y sabor agrio Es importante señalar que, aunque popularmente sea conocido como el «propóleo», su forma singular correcta es el «propóleos».

Historia

El uso del propóleos para fines curativos no es reciente, ya que, en las civilizaciones del antiguo Egipto y en Grecia, se conocían sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y, por ello, lo utilizaban en aplicaciones para combatir numerosas enfermedades. Aristóteles, incluso, en su Historia de Animales, hace referencia a esta sustancia llamándola «remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones».
En Roma, también fue muy importante el propóleos, incluso se ve reflejado en su mitología cuando señala que Júpiter transformó a la bella Melisa en una abeja para que pudiera producir una milagrosa sustancia curativa: el propolis (defensor de la ciudad). Aparece, incluso, citada en el Corán y se tiene constancia de que los incas utilizaban el propóleos para tratar estados febriles.
En el siglo XX, la utilización de propóleos fue masiva en dos importantes contiendas bélicas. En la Guerra de los Boers (1899-1902), en África del Sur, y en la Revolución Rusa.
En ambos casos, se aplicaba un ungüento a base de propóleos y vaselina sobre las heridas no sólo con un fin antiséptico, sino también cicatrizante y regeneradora de los tejidos.
Recientemente, se han efectuado estudios, especialmente en China, donde se ha podido detectar la eficacia que tiene el propóleos en el tratamiento de la hipertensión, la arteriosclerosis y las afecciones cardiacas. Las investigaciones desarrolladas en América, Polonia y Rusia han demostrado algo que ya sabían nuestros antepasados; que mediante el propóleos se puede tratar el acné, la urticaria, el herpes, la formación de abscesos y otras dolencias de la piel. Igualmente, se ha podido descubrir que el propóleos combate algunos tipos de bacterias, hongos y levaduras.
Por ello, resulta un aliado contra afecciones como la otitis, faringitis, sinusitis, infecciones urinarias y periodontitis y al posee una actividad de antirradicales libres, inhibe los procesos oxidativos, lo que se posesiona como un elemento importante contra el envejecimiento.

Composición

Existen quizás miles de composiciones de propóleos ya que depende de las diferentes variedades de árboles y plantas disponibles para las abejas. Los principales grupos de compuestos activos del propóleo que se conocen hasta el momento son: flavonoides (quercitina, galangina, pinocembrina y crisina), algunas enzimas, derivados del ácido cinámico y del benzaldehído y algunos terpenos. Aunque su composición variará un poco de acuerdo del lugar donde se encuentre la colmena, en términos generales se puede señalar que el propóleos está compuesto por:
  • Resinas y bálsamos (50 - 55%)
  • Cera (25 - 35%)
  • Aceites volátiles (10%) Polen (5%)
  • Sustancias orgánicas y minerales (5%)
Dentro de este último grupo, se han encontrado ácidos orgánicos, ácidos fenoles, compuestos aromáticos (cumarinas, flavonoles entre otros) y metales como el aluminio, plata y hierro. En su composición vitamínica destacan la protovitamina A y varias del grupo B.

Propóleos y la Salud

En el ser humano cumple la misma función y por eso es útil en muchas enfermedades infecciosas, especialmente de vías respiratorias. Además de aumentar las defensas del organismo. Se recomienda el uso del propóleo también en caso de sufrir heridas superficiales (cortaduras, raspones y quemaduras) así como en heridas profundas (de cirugía).
En estos casos el propóleo es regenerador de tejidos las cicatrices quedan casi invisibles. Esta misma capacidad de regenerar los tejidos lo hace un excelente tratamiento para la gastritis y las úlceras en estómago e intestino. Por su actividad fungicida se puede emplear contra hongos de los pies y cuero cabelludo. También se ha comprobado su eficacia para combatir la gingivitis (inflamación y/o sangrado de encías).

Enfermedades de vías respiratorias

Para tratar infecciones de garganta se usa el extracto alcohólico de propóleo. A falta de una dosificación prescrita por un especialista, se pueden agregar 25 gotas a una taza de compuesto o de alguno de las siguientes plantas: saúco, eucalipto, gordolobo, anacahuita, bugambilia. Se toma de 1 hasta 5 tazas al día por 5 a 10 días dependiendo de la gravedad del caso.
Adicionalmente se puede consumir propóleo en miel de abeja; de esta forma el extracto ejerce su acción antibiótica y protege y regenera la mucosa de la boca y laringe mientras que el propóleo en miel pasa a la sangre y estimula el rápido aumento del número de células de defensa. Del propóleo en miel se toma 1 cucharadita cada 2 a 4 horas durante 7 a 15 días dependiendo de la gravedad del caso.

Gastritis

La gastritis es un cuadro en el que básicamente se encuentra irritada la mucosa gástrica, que es el tejido del estómago que está en contacto directo con los alimentos y con el ácido que el mismo estómago produce. Dicha irritación puede tener origen en una o más de estas tres causas: Desórdenes de alimentación o ingesta alimentos irritantes, hipersecreción de ácido por estimulación de los nervios (estrés) y infección en el estómago por la bacteria Helicobacter pilori.
En cualquiera de los tres casos el propóleo puede ser muy efectivo para el tratamiento de la gastritis ya que, como se ha mencionado, el propóleo es un poderoso antibiótico y regenerador de tejidos. En el caso de la gastritis la formula más conveniente es la suspensión de propóleo en miel, que dependiendo de la gravedad de los síntomas y la antigüedad de la enfermedad se puede intentar con una cucharada cada 6 horas, dosis que puede aumentar o disminuir según se crea necesario.

Gingivitis y caries

La gingivitis es una irritación de las encías, que pueden enrojecer e hincharse de forma que parecen hacerse unas "bolsas" debajo de la línea del borde con el Diente o Muela. En muchos casos las encías pueden sangrar, sobre todo durante el cepillado de los dientes. para contrarrestar la gingivitis, además de tener una buena higiene bucal se puede aplicar tintura de propóleo con un gotero en la dentadura superior e inferior (tanto como sea necesario) viendo que la tintura bañe dientes, muelas y sus respectivas encías. Se formará una capa de propóleo sobre ellas. se deja actuar el mayor tiempo posible y se enjuaga la boca con Agua.
La capa de propóleo sólo desaparecerá por completo con el próximo cepillado. Incorpora esta práctica a nuestros hábitos de higiene dental nos hará tener una dentadura y encías más sanas y libres de caries y gingivitis.

Hongos de los pies y cuero cabelludo

Las infecciones e infestaciones del tejido tegumentario (piel, uñas y cuero cabelludo) es un mal que aqueja a no pocas personas. La tintura de propóleo se puede usar para tratar este problema, para ello se debe humedecer una torunda de algodón y frotar con suavidad la zona afectada. Se formará una delgada capa de propóleo una vez que el alcohol se volatilice; se deja actuar el mayor tiempo posible. Hay que ser paciente ya que puede llevar varias semanas ver los resultados.

Propiedades

Científicamente se le han demostrado 20 propiedades es:
  • Antibacteriano
  • Antimicótico
  • Anticolesterolémico
  • Antiparasitario
  • Antiinflamatorio
  • Antioxidante
  • Antitóxico
  • Antialérgico
  • Analgésico
  • Anestésico
  • Antituberculoso
  • Antiviral
  • Citostático
  • Desodorante
  • Epitelizante
  • Estimulante de la inmunogenesis
  • Fitoinhibidor
  • Hemostático
  • Hipotensor
  • Termoestabilizador.
Fundamentalmente es un magnífico biorregulador, rehaciendo la capacidad de defensa, funcionamiento y adaptación del organismo. Los oligoelementos justifican muchas virtudes del propóleo, pues participando en procesos metabólicos, fermentativos y vitamínicos- contribuyen a la curación de estados anémicos, previenen la arteriosclerosis e incrementan la capacidad inmunológica del organismo.

Remedios

A continuación se presenta algunas dolencias donde la acción del propóleos resulta muy eficaz:
  • Remedio para el acné: Frotar el área afectada con una gasa en la que se ha vertidocuatro gotas de tintura de propóleos o el contenido de dos ampollas de propóleos.
  • Remedio para la úlcera bucal: Realizar gargarismos con el contenido de tres gotas de tintura de propóleos en un vaso de agua.
  • Remedio para el dolor de muela: Mojar una bolita de algodón con tintura de propóleos y colocarlo sobre el diente afectado. El dolor desaparecerá, en alrededor de veinte minutos.
  • Remedio para las infecciones de la garganta: Realizar gargarismos con el contenido de tres ampollas de propóleos en un vaso de agua.

Otras aplicaciones del propóleos

En cosmética natural se utiliza, también, el propóleos para la elaboración de cremas de belleza (cremas de noche, leches desmaquilladoras, leches corporales y preparados antiarrugas), desodorantes, debido a su agradable olor y en lociones para el afeitado, se emplea por ser propiedades antisépticas y anestésicas

2 comentarios:

  1. Las abejas lo utilizan como cimiento para la colmena, ya que les protege de hongos, bacterias y otros invasores. Es de color pardo, olor dulce y sabor agrio Es importante señalar que, aunque popularmente sea conocido como el «propóleo», su forma singular correcta es el «propóleos». Comprar propoleo

    ResponderEliminar
  2. Genial el artículo, ultimamente he tenido varios problemas de salud y todo esto me hace pensar en la naturaleza y su orden, saludos juegos de zombiesx

    ResponderEliminar